Brigada humanitaria de la UVAQ invita a la sociedad a seguir ayudando a Guerrero

Tras el paso del huracán “OTIS”, la brigada de la UVAQ, la Arquidiócesis y el Ayuntamiento de Morelia brindaron atención médica y psicológica, así como donación de medicamentos, despensas y rescate de espacios a las personas afectadas en las comunidades de Guerrero, donde -dijeron- falta mucha ayuda y todos podemos colaborar.

Los brigadistas de la Universidad Vasco de Quiroga (UVAQ) comentaron que aún falta mucho por hacer y resaltaron que las comunidades requieren de ayuda y acompañamiento.

“Es una comunidad que sí requiere mucho el apoyo humano, médico, de acompañamiento también”, comentó la Doctora Patricia Zárate, docente de la UVAQ.

Señalaron que las enfermedades respiratorias, gastrointestinales y el dengue, así como la falta de medicamentos son algunos de los problemas más presentes en las comunidades afectadas por el huracán.

“Hay demasiada necesidad, hay mucho desabasto, tanto de medicamento como de alimentos, las condiciones higiénicas de la población están muy deterioradas, se dañaron tanto tuberías como todo el cableado eléctrico, hay un brote de muchísimas infecciones tanto respiratorias como digestivas”, destacó Jesús Aguirre, estudiante de medicina de la UVAQ.

Estudiantes y docentes invitaron a la sociedad a seguir ayudando a través de donativos de medicamentos, despensas y brigadas de rescate para que la gente de Guerrero pueda salir adelante.

“Si quieren apoyar esta hermosa brigada, sus apoyos los pueden llevar a la catedral de Morelia o la Universidad Vasco de Quiroga, la despensa, medicamentos es lo que más hace falta en estas comunidades”, explicó el Pbro. Julio Fajardo, Coordinador de la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis de Morelia.

“Cada aportada de ayuda que podemos estar dando es increíble, hay cualquier cosa que se pueda hacer, mover algunas ramas, ayudar a alguna persona, prestar algún servicio”, agregó Nicolás Neumaier, estudiante de Psicología de la UVAQ.

Jorge Domínguez, Jefe del Departamento de Pastoral de la UVAQ, pidió a la sociedad en general seguir apoyando a los damnificados con lo que esté a su alcance, ya que se requiere de mucha ayuda.

“Los invito a que puedan donar, acercarse a algún centro de acopio, que busquen algún lugar donde pueda ser seguro, donar económicamente también sirve, y si tienen la oportunidad de organizarse para acá ojalá puedan venir; sobre todo que la fe no termine que es lo principal que nos ha mantenido a nosotros y a toda esta gente, ha sido un pilar muy importante la fe y la esperanza en que pronto Acapulco saldrá adelante”, mencionó Jorge Domínguez.