Universidad Vasco de Quiroga

COMERCIO INTERNACIONAL PRESENTE EN LA ADUANA TIJUANA
Realizaron sus últimas prácticas profesionales.

20 de noviembre del 2018 17:01
Compartir en:
Compartir en Facebook Compartir en Twitter
20 nov
Alumnos recientemente egresados de la Escuela de Comercio Internacional realizaron prácticas profesionales en la aduana más transitada del mundo. Eric Torres Mora, Blanca Paulina Capiz Alegre, Marisol Delgado Valencia, Lizbeth Alfaro Mendoza, Vania Yazmín Verduzco Equihua, Yara Jamilet Barragán Vargas y Blanca Solórzano Equihua realizaron diversas actividades como revisión de vehículos, levantamiento de datos, decomiso de mercancías, organización de eventos, entre otras actividades más.
 

 


Las prácticas profesionales son actividades fundamentales para que el alumno se familiarice, se vincule y se desarrolle con el ámbito laboral real, lo que repercute positivamente en su formación y refuerza su preparación académica. En la Escuela de Comercio Internacional de la Universidad Vasco de Quiroga, nos preocupamos porque la formación de cada uno de los estudiantes que la conforman, sea lo más completa posible.

Un grupo de estudiantes –ahora exalumnos– como parte final de su curso en la licenciatura, pusieron en práctica sus conocimientos internacionales en la aduana más transitada del mundo: la de Tijuana, Baja California.
 

En la imagen las recién egresadas Lizbeth Alfaro y Marisol Delgado, auxiliadas por personal de la Aduana de Tijuana.
 

Amás de 2,500 km de distancia de la ciudad de Morelia –sede de la licenciatura UVAQ–, los estudiantes, como parte complementaria de su curso, residieron durante los meses de agosto, septiembre y octubre en la ciudad fronteriza, para la realización de sus últimas prácticas profesionales.

La función de una aduana es el control fiscal y físico de las entradas y salidas de productos en un país. Para ello, se requiere de cursos y una serie de conocimientos para actuar de modo procedente en todo lo relacionado con el movimiento de mercancías y su vínculo hacendario. No es cualquier actividad, no es una tarea sencilla y la Licenciatura en Comercio Internacional de la UVAQ ofrece estos conocimientos. Para que sean íntegros, requieren de su aplicación y, para ello, uno de los objetivos de la carrera es que los alumnos los implementen en los lugares donde realmente se necesitan. En este caso, en la aduana más avanzada de México. De ella dependen la Sección Aduanera del Aeropuerto Internacional “Abelardo L. Rodríguez” y la de Mesa de Otay (línea fronteriza internacional).

La Aduana Mesa de Otay es una de las más transitadas del mundo.


Las ahora egresadas Marisol Delgado Valencia y Lizbeth Alfaro Mendoza recolectaron artículos en módulos para su revisión. Esta última relata las actividades que les encomendaron durante su periodo de prácticas:
“Nos encargamos de recolectar artículos en los módulos rojos y verdes para su revisión. Después los subimos a una plataforma. Entre los objetos que nos tocó modular, estuvieron productos vivos, perecederos y carga ancha; también declaración de valores. Llevamos los pedimentos a la plataforma y cancelamos fianzas. Nos tocaba chocar con nuestras jefas cuando había revisión en bimonio. Había muchos artículos que llegaban de Colombia, como el azúcar por ejemplo, y artículos de esta clase, pasaban directamente a los módulos rojos”.
 

De izq. a derecha: Vania Yazmín Verduzco Equihua, Lizbeth Alfaro Mendoza, Marisol Delgado Valencia, Yara Jamileth Barragán Vargas y Eric Torres Mora, egresados de Comercio Internacional.


La experiencia de la egresada Yara Jamileth Barragán Vargas fue multifacética: hizo revisiones en los carriles de PITA (Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera) que la aduana está implementando con el propósito de automatizar, facilitar y agilizar los procesos de entrada y salida de mercancías del país.

De acuerdo con el SAT (Sistema de Administración Tributaria), el PITA modernizará 60 puntos de revisión que conjuntan más del 99 por ciento de la operación aduanera de mercancía comercial, así como el control de 52 cruces fronterizos del país, lo que representa el 99 por ciento del número total anual de pedimentos y el 98.75 por ciento del total de la recaudación en las aduanas.

Por si no fuera suficiente, Jamileth monitoreó las cámaras de los carrilles con implementación PITA, estuvo en las secciones de rayos X, rayos gamma y en parte de la organización de la feria más importante de la zona: la 2a. Feria de Competitividad de Comercio Exterior y Aduanas 2018, celebrada los días 4 y 5 de octubre.

Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA).


La feria, co-organizada por la Aduana de Tijuana y la Asociación de Agentes Aduanales de Tijuana y Tecate, tuvo como objetivo fortalecer, promover y facilitar la cadena de valor de las empresas de Baja California. En ella participaron los tres niveles de gobierno y tuvo como eje principal un encuentro industrial para que las empresas se vincularan con potenciales proveedores de la región, mediante el modelo B2B. Contó con pabellones de exposición, conferencias magistrales y diálogos técnicos, entre otras actividades, y tuvo como invitados al Presidente de INDEX, Dr. Luis Manuel Hernández González; Lic. José F. Elizondo Siller, Presidente de CANIETI; Lic. Marcello Hinojosa Jiménez, Presidente de CANACINTRA; A.A. Arturo Reyes Rosas, Representante Nacional de CAAAREM; Lic. Daniel Huerta, Presidente de CANACAR; Ing. Alejandro Gracida, Funcionario de Toyota; Lic. Gabriel Osorio, Director de Planeación de Ingeniería Fedex Express División América Latina y El Caribe, entre muchos otros especialistas en materia aduanera y de comercio más.
 

La recién egresada de Comercio Internacional, Yara Jamileth Barragán, monitoreó carriles con implementación PITA y formó parte de la organización de la 2a. Feria de Competitividad de Comercio Exterior y Aduanas.


En el Área de Destino de Bienes, la ahora exaUVAQ Blanca Paulina Capiz Alegre realizó actividades relacionadas con las mercancías confiscadas en la aduana y nos comparte su experiencia:
 
“Estuve en el Área de Destino de Bienes, la encargada de otorgarle destino a las mercancías confiscadas por el SAT. Pasaba mercancías al SAE para su venta, destrucción o donación. Me tocó destruir mercancía dañina para la salud como cigarros o bebidas alcohólicas”.
 

Blanca Paulina Capiz, de Comercio Internacional UVAQ (2a. de derecha a izquierda), realizó actividades relacionadas con las mercancías confiscadas en la aduana.
 


Su compañero Eric Torres Mora realizó actividades similares en el almacén de exportación:
 
“En este almacén, estábamos a cargo de toda la mercancía decomisada por el Departamento de Comercio: motos y autos, más que nada; cigarros, alcohol, ropa… de todo un poco; armas y drogas localizadas eran reportadas inmediatamente con las autoridades de la PGR y el Ejército Mexicano. También me tocaba subir toda la información al Sicofi (Sistema Integral de Comprobantes Fiscales), levantar los Pamas (Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera; conjunto de actos previstos en la ley aduanera, ligados en forma sucesiva con la finalidad de emitir una resolución sobre la posible comisión de infracciones en la entrada al territorio nacional y salida del mismo de mercancías, respetando la garantía de audiencia del particular) y las actas correspondientes. Los contribuyentes llegaban a pagar sus multas. Movía carros para las subastas del SAE (Servicio de Administración y Enajenación de Bienes) y revisaba decomisos. Por mes, había que liberar mercancía para llevar el SAE, pero debido al cambio de gobierno, se liberaba mercancía dos o tres veces; también validaba mercancía”.
 

Depósito de autos de la Aduana de Tijuana. En él, Eric Torres Mora realizó como prácticas profesionales procedimientos administrativos.


Sobre su estancia en Tijuana, Blanca Paulina Capiz retoma:
 
“Fue una experiencia muy bonita porque, además de entrar al mundo de la aduana, te das cuenta cuál es el proceso detrás de una exportación o importación. Te llevas grandes amistades y buenos contactos que más adelante te pueden servir”.

La importación definitiva de vehículos, es el trámite que debe realizar el contribuyente para que un vehículo permanezca en el país por tiempo ilimitado. Se encuentra regulada por la Secretaría de Economía, debiendo presentarse para su ingreso al país un permiso previo por parte de esa dependencia.

La ahora egresada UVAQ, Blanca Solórzano Equihua, se encargó de la revisión de documentaciones de vehículos que ingresaban al país:
 

Blanca Solórzano revisó documentaciones de vehículos que ingresaban a México.
 
“Estuve en el área de módulos de importación de autos. Revisaba documentaciones, números de series, títulos endosados y permisos para que entraran a México, algunos para circulación en la zona fronteriza y otros en el interior de la República; algunos de manera definitiva”.
 

Caseta del módulo de importación de autos.


Los recientes exaUVAQ de Comercio Internacional se mostraron satisfechos con la vivencia, el buen trato y la impartición de conocimiento profesional que los administradores de la aduana les concedieron.

Dentro de la Escuela de Comercio Internacional, encabezada por la Mtra. Cynthia Rodríguez, uno de los objetivos es que los estudiantes salgan íntegramente preparados para que, cuando tengan la oportunidad de desempeñarse en el campo profesional, no hallen diferencias marcadas entre lo aprendido en las aulas y lo desempeñado en el mundo laboral real:
 
“Una de las cosas importantes para nosotros en la Escuela de Comercio Internacional, es que nuestros alumnos puedan ejercer prácticas o estadías donde puedan vincular todo lo que han aprendido a lo largo de su carrera, una vez egresados. Tuvimos la oportunidad de participar con la Aduana de Tijuana para que los estudiantes ejercieran sus conocimientos en las diferentes áreas de operación, lo cual fue una experiencia enriquecedora. Así como estas prácticas profesionales, la licenciatura también quiere fortalecer las partes de conocimiento logístico, financiero y diplomático, para que, de alguna manera, los futuros profesionistas la encuentren alineada a estos conceptos. No todos quieren la parte aduanera; hay alumnos que prefieren la parte logística, o la financiera, o la diplomática. Comercio Internacional se interesa por fortalecer cada una de estas áreas para que los chicos puedan ejercer en la que les guste más”.

Si eres de los jóvenes que se interesa por estudiar Comercio Internacional, la UVAQ te recuerda que el próximo examen de admisión será este 24 de noviembre.

Y si eres de los que ya la está cursando, cabe señalar que tu mejor desempeño será la clave para el desarrollo de tu futuro.