Universidad Vasco de Quiroga

DOCENTES RECIBEN CURSO DE CAPACITACIÓN.
Sobre el Modelo Educativo UVAQ.

01 de abril del 2019 12:42
Compartir en:
Compartir en Facebook Compartir en Twitter
01 abr
curso
 
 

Morelia, Mich. a 29 de marzo de 2019. “Cualquiera de nosotros que formamos parte de la comunidad UVAQ tenemos el compromiso de que, una vez que conozcamos cuál es la filosofía de la UVAQ, la podamos hacer vida”. Lo anterior lo señaló el Mtro. Jorge Víctor González Sandoval, Jefe del Departamento de Desarrollo Humano y Habilidades de la Universidad Vasco de Quiroga, al dar inicio al Curso de Capacitación del Modelo Educativo UVAQ.

Agregó que toda la vida universitaria está fundamentada en estos principios, una universidad católica, una universidad que tiene como centro a la persona, una universidad que ve al ser humano con una dignidad, una universidad que presenta a los docente como maestros de vida, que se rige por valores, por principios rectores e institucionales que nos permiten ser congruentes con nuestro ser y con nuestro quehacer, afirmó el Mtro. González Sandoval.

Informó que este curso está programado para 5 horas de trabajo, donde se tiene una parte teórica, la parte filosófica del modelo, con el apoyo de los asistentes, trabajan en aterrizar estos principios en acciones muy concretas: “cómo podemos vivir nuestra filosofía institucional”.

Posteriormente se trabaja el modelo pedagógico, el enfoque por competencias, las tecnologías de la información y la comunicación, y qué significa que la universidad esté evolucionando.

Una vez conscientes de los elementos que forman el modelo educativo de la UVAQ, se espera que los maestros puedan llevar la congruencia en su vivencia docente.

Puntualizó que “si estamos hablando de que somos una universidad católica, tenemos que ser congruentes con estos principios, estamos hablando que los más importante es la dignidad de la persona, que los maestros en el aula puedan aterrizar el cuidado a la persona como tal, que todo lo que tenga que ver con la formación de las personas, lo veamos desde la dignidad de hijos de Dios, que los veamos como seres humanos que se tienen que formar de manera integral, abarcando todas sus dimensiones, la dimensión física, psicológica, social, espiritual o trascendente”, finalizó.